Nan Goldin

 

 

 

 

Nan Goldin

1952, Washington DC, EUA

 Nan Goldin es una de las fotógrafas más importantes e influyentes de Estados Unidos. Empezó su carrera a los diez y seis años con una exposición individual de travestís, a los diecinueve expuso una de las series más controversiales que sin duda muestra la claridad en la postura crítica de Goldin; The Ballad of Sexual Dependency,1984.

 El trabajo de Goldin es extenso, en su mayoría autobiográfico, reflexivo a cerca de su propia existencia, tiempo y sociedad, también es el medio terapéutico que le ha permitido poder entender su mundo emocional. Sin embargo hay una idea fundamental que sostiene toda la obra de Nan Goldin. La crítica política hecha desde una postura de género, hecha desde la sexualidad en la que generalmente la violencia y en concreto el abuso están presentes de manera implícita.

 Para Nan Goldin fue muy importante encontrar en la fotografía una forma de hablar distinta y personal, porque a finales de la década de los 70 y hasta mediados de los ochenta hubo muchos cambios sociales en Estados Unidos, ella misma ha sido la vocera y una de las personas que ha permitido que se entable un diálogo con las minorías de relegados sociales; homosexuales, alcohólicos, travestís, drogadictos y enfermos de SIDA. En las que la empatía o el respeto a la diferencia en vez del juicio funcionen en la sociedad.

 Goldin luchó contra la fotografía documental y la influencia de la llamada lente objetiva en la fotografía, su trabajo no trata de registrar fenómenos a los que se siente ajena o con los que no quiera involucrarse, por el contrario en su obra solo aparecen amigos, familiares y gente que ha conocido de la que disfruta y quisiera enseñar al espectador su humanidad y una historia. Por esto Goldin nos lleva escenas de la vida privada de la gente que conoce.

 Muchos de los amigos de Goldin han perdido a su pareja, la mayoría de las veces por enfermedades como el SIDA, su obra refleja la pérdida, la tristeza y  el dolor de los que se quedan, auque también la agonía de los que han muerto

Guido on the Dock Venice, 1996, es uno de estos amigos que han perdido a alguien, el paisaje parece hablar por el rostro que no alanzamos a ver.

 También nos deja ver lo que pasa en sus relaciones personales a través de fotografías y diapositivas de autorretratos que nos abren el mundo interior de Goldin. En Selfportrait with Brian, 1983, el espectador puede entrar en la habitación de la pareja y hacer una historia de lo que acaba de suceder en ella. Goldin da la absoluta liberta de interpretar la narración que de manera implícita se encuentra en la imagen.

Rineke Dijkstra

Rineke Dijkstra

1959, Sittard, Holanda

Rineke Dijkstra es conocida sobre todo por sus fotografías y videos de adolescentes. No son estos sus únicos modelos, pero de alguna manera escogió esta etapa como una en la que, al no haberse desarrollado del todo “parecen más abstractos” y están visiblemente perturbados.

 La fotografía de Dijkstra esta fuertemente ligada al trabajo de Diane Arbus,- de la que los críticos han dicho que adopta una postura cruel para con sus modelos.- Esto se debe tal vez a que Arbus retrató a travestidos, gigantes y gente con defectos físicos, desde una postura distante que parece fría. Sin embargo ella estaba más interesada en capturar “el hueco entre la intención y el efecto.” Lema que retoma Rineke Dijkstra y explica; “La gente piensa que se presenta a si misma de una manera, pero no puede evitar mostrar al mismo tiempo algo más. Es imposible mantener todo bajo control.” Es bajo esta premisa, que la artista holandesa trabaja sus series fotográficas.

 Dijkstra ha hecho además un trabajo al que podríamos denominar antropológico, en dónde sujetos de diferentes nacionalidades y niveles socioculturales han sido registrados en entornos parecidos, aunque la relación que mantienen en el es diferente.

 Head Hilton Island, 1992. Pertenece a una larga serie de retratos en la que adolescentes de tres países fueron fotografiados en la playa. El hecho de que estuvieran en traje de baño y algunas veces hasta en ropa interior, provocó en ellos inseguridad, vulnerabilidad, incertidumbre y sobre todo la conciencia critica de la mirada del “otro” puesta en ellos. Según Dijkstra, es este el momento que ha ella le parece más importante, en dónde se devela lo que se quiere ocultar.

 En una entrevista la artista declaró, “mayormente fotografío sujetos con los que me siento identificada. Realmente necesito sentirme así para hacerlo.” Self portrait. Marnix bath, Amsterdam, 1991. Es una muestra de su propia vulnerabilidad frente a la mirada del otro.

 En la serie de fotografías que tomó del ejercito israelita como la de Orev Unit. Elyacim, 1999. Los jóvenes fueron fotografiados después de su primer sesión de tiro en los campos en las afueras de Jerusalem. “ Siempre busco capturar un momento particular, por eso es que a veces los fotografío después de una emoción fuerte, como la del ejercito y las mujeres que acaban de dar a luz.

 En Tia, Amsterdam, 1996. El tiempo ha transcurrido entre una foto y otra, Dijkstra puntualiza que es justo ese mínimo cambio el que le interesó para darle seguimiento a esta fotografía que de entrada la había pensado como una. “Lo que me interesa es el cambio, es casi invisible, sin embargo Tia se ve muy diferente.

2002