Philip Lorca Di Corcia

Philip Lorca Di Corcia

1953, Connecticut, EUA

 Philip Lorca Di Corcia estudió una maestría en estudios fotográficos en la Universidad de Yale. Desde que empezó a trabajar, a finales de las setenta Di Corcia concentró su trabajo en las personas y sus relaciones con el mundo.

La primera serie en la que trabajó fue sobre su familia y amigos, “Family and Friends”, 1978.  Poco a poco su fotografía se fue abriendo hacia la sociedad norteamericana, las ciudades más importantes de otros países.

Lorca Di Corcia desde el principio de su carrera desarrollo paralelamente la fotografía comercial y su trabajo artístico, esto le permitió utilizar estrategias de ambos ambientes para crear un lenguaje propio mucho más directo en el que la fotografía cumple con todas las características que exige la mercadotecnia, pero subyacente hay una crítica al que también han llamado cinismo, que últimamente se utiliza también en el lenguaje comercial, pero que en un principio evidenciaba un mecanismo social.

 Philip Lorca di corcia se define como un fotógrafo que presencia y registra lo que sucede en su tiempo. Con la series de ciudades por ejemplo, la meta era retratar personajes que representaran a la mayoría o a los que simbolizan lo que todos quieren ser.

 En las fotografías London, 1997 y New York, 1998, los personajes son dos hombres de negocios que viven y evidentemente trabajan en ciudades, estos hombres se han vuelto el prototipo de las urbes y del tipo de trabajo de la época, también significan éxito y riqueza para la mayoría.

En su nueva serie Heads, como el título lo indica, la fotografía es solo de los hombros hacia arriba de las personas. reduciendo el retrato a la sola persona, el fondo aparece siempre oscuro o impreciso. Los sujetos siguen siendo los mismos que en las series de las ciudades; turistas, ejecutivos, adolescentes, rabinos, etcétera, todo el conglomerado que compone la población de una ciudad.

Lo que este artista se empeña en destacar es la manera en la que toda la gente se mueve en la ciudad, los gestos de estas cabezas son de introspección, de aislamiento, sin ninguna seña de permitir a nadie que se acerque. Un estado de alerta entre la multitud. Que se ha vuelto una forma de vida en las grandes ciudades.

2003.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s