Jack Pierson

Jack Pierson

1960, Plymouth, Massachusetts.

 Jack Pierson pertenece a la generación de artistas que empezó a producir obra en la última parte de los años 80 en Estados Unidos. Karen Kilimnik, Raymond Pettibon y Sean Landers, son algunos de los artistas que junto con Pierson y bajo la influencia artística de Mike Kelley, tomaron expresiones, textos, lugares comunes y un lenguaje crítico para hablar de la vida en Estados Unidos así como de sus arquetipos.

 La obra de Jack Pierson narra la historia de cada día. Sus fotografías, dibujos, letreros e instalaciones, cuentan historias de aislamiento, nostalgia por el momento perdido, pero también son declaraciones llenas de humor que critican descaradamente a un sistema de vida. Su trabajo es agudo y se basa en la fuerza del símbolo.

 “En mi trabajo trato de inducir a las personas a  pensar en un sentido, haciendo alusiones románticas que las hagan llegar a conclusiones. Utilizo un lenguaje y doy algunas pistas que apuntan hacia donde yo quiero, y el espectado hace el resto de la historia, porque hay un conocimiento colectivo de que los clichés y estereotipos funcionan.”

 Los famosos letreros de Pierson, son una brillante y extraña colección de letras de distintos  tamaños, materiales, colores y tipografía, que alguna vez pertenecieron a señales, anuncios, algún pueblo, bares, restaurantes, y cualquier otra cosa que podamos imaginar.

 Jack Pierson juega con estos signos, combinándolos y mezclándolos para re-escribir historias. Muchas de estas, por la forma, color y naturaleza de una sola letra, se vuelven nostálgicas, pues recuerdan lugares de otros tiempos.

 Los colores y la formas de las letras además de divertidas dan a Pierson una libertad de actuar en múltiples niveles. Jugando con anagramas y  acrósticos hace que el espectados haga asociaciones de ideas.

 Dhophe, 1998. Es un gran ejemplo de los juegos de asociación de Jack Pierson, en dónde aparentemente se trata de una palabra que no existe o esta escrita con muy mala ortografía, como si la hubiera tomado de un graffiti de algún barrio pero  al observarla mejor nos damos cuenta que en realidad es la unión de dos palabras que pocas veces vemos juntas; dope (droga) y hope (esperanza).

 El trabajo de Pierson juega con la poderosa connotación de la palabra llevándonos a expresiones y juegos de palabras ingeniosos, que nos producen muchas veces escalofríos.

2003

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s