Cisco Jiménez

Cisco Jiménez

1969, Cuernavaca, Morelos, México

 Cisco Jiménez empezó una carrera de nivel internacional desde muy joven, estudió desde muy chico pintura y grabado en Cuernavaca, después diseño industrial en la UAM y pintura en el Art Students League de Nueva York. Desde que tenía diecisiete años sus caricaturas, generalmente políticas, se publicaban en periódicos y suplementos. Y antes de decidir dedicarse a la pintura estaba convencido de que su vocación era la de caricaturista al estilo Posada.

Efectivamente el trabajo de Jiménez está muy influenciado por la critica política y social de la caricatura política, sin embargo su obra es mucho más compleja que simplemente caricaturesca o crítica. Ha logrado hacer una síntesis entre diferentes estilos que han dominado la estética del país durante años, así el tipo de colores e imágenes que se usaban en la publicidad de los años 50, se incorporan a un collage de imágenes en dónde a manera de retablo órganos vitales, herramientas y utensilios, ansiedades y obsesiones y las expresiones que se han vuelto lugares comunes en nuestra cultura, nos descubren un complejo universo que hace sentido de una manera completamente distinta, entre humor negro y sarcasmo seco, muchos de los paisanos que vemos su obra quedamos golpeados.

 La obra de Jiménez no solo trata con temas políticos y sociales, la sexualidad, el abandono, el enojo y la frustración están también presentes. Siempre un dicho, una expresión o el título de la obra nos llevan a una lectura muy precisa del significado de esta colección de objetos aparentemente inconexos, pero a los que Jiménez trata de dar un valor extra. Se trata de los objetos encontrados o buscados en la basura que el artista incorpora a su obra, con la intención de jugar con la carga del objeto, así algo que tenia connotación de basura y valor de cero puede pasar a ser parte de una galería, del comercio y del mundo del arte.

 Para Cisco Jiménez el asunto del arte es una cuestión que debe estar ligada al conflicto, la provocación, como el mismo lo dice citando la famosa frase de André Bretón en el Minotaure, 1943 “La belleza será convulsiva o no será.”

2002.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s