Mauricio Alejo

Mauricio Alejo

1969, Distrito Federal, México

 

 

Mauricio Alejo estudió Comunicaciones en la Universidad Intercontinental, en el 2000 ganó la beca Fulbright y a partir de entonces vive y trabaja en Nueva York, esto ha facilitado el movimiento de su trabajo por distintos foros y galerías internacionales.

 

Mauricio Alejo se ha inclinado en su trabajo artístico hacia los objetos, muchos de los cuales han sido encontrados de manera casual, rescatados del basurero, y en muy pocos casos comprados. Alejo trata de establecer el valor estético, simbólico y hasta emocional de cada uno, partiendo de la tesis de que cada objeto ha formado parte de la vida de alguien eventualmente y, que gracias a eso, además de a su función, el espectador o sujeto puede establecer vínculos de significado emotivo y memoria.

 

Parte de la sicología de la publicidad parte del principio de que cada consumidor establece un vínculo de necesidad con el objeto o producto, para Alejo la intención es la de hacer evidente este tipo de vínculos hacia los productos de consumo y subrayar el tipo de relación simbólica y de dependencia que creamos en torno a ellos, a veces como una reflexión  simple a cerca de nuestro modo de vivir y en otros casos con una crítica más cáustica hacia los sistemas de consumo.

 

En sus primeras fotografías el tiempo era un factor importante que se reflejaba en las imágenes de manera muy obvia. En un trabajo más tardío como la serie de los aeropuertos, tanto la dimensión del objeto como un artículo capaz de dotar de información a cerca de un sujeto de manera más directa, como la idea del deslizamiento de un pedazo de intimidad por una banda de rayos x que implica una fracción de minuto, son postulados un poco más complejos a cerca de la iconología del objeto y la implicación del individuo.

 

En la última de las series realizadas Alejo creó sus propios íconos, moldes para hacer objetos, con los que trata de representar la naturaleza, lo heroico, la justicia y el orden entre otras cosas, utilizando un formato gigante en las imágenes para llevarnos al optimismo infantil en donde todos los anhelos eran algo posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s