Louise Bourgeois

Louise Bourgeois

1911, Paris, Francia

 

 

Louise Bourgeois es una de las principales artistas del siglo XX. Su prolífica carrera ha transcurrido a través de cinco décadas y aunque alcanzó reconocimiento público tardíamente, ha sido una gran influencia para varias generaciones de artistas.

 

Bourgeois ha experimentado en su trabajo con varias técnicas y materiales.  La escultura es en dónde ha encontrado el medio adecuado para expresarse. En una de las muchas entrevistas que se le han hecho declaró;

“Para mi, el cuerpo es escultura. Mi cuerpo es mi escultura.”

“Mis emociones son inapropiadas para mi tamaño, así que me molestan.  Mis emociones son mis demonios, la intensidad… Y es por eso que las transfiero. Transfiero la energía a la escultura. El sujeto del artista es: Emociones… e ideas, ambas.”

 

El alto contenido personal y emocional en la obra de Louise Bourgeois hace que su obra sea difícil de ubicar dentro de un estilo o corriente. Ha estado ligada a varios artistas de corrientes muy diversas como Duchamp y Bretón; surrealistas, Picasso y Braque; cubistas, algunos constructivistas y artistas del expresionismo abstracto.

 

En la década  de los 90 esta artista desarrolló una serie de esculturas e instalaciones a las que llamó células, por dos razones; Primero, por tratarse de organismos que llevan toda la información necesaria para la vida“en sí”. Segundo, por el aislamiento y soledad de un organismo que funciona con otro pero desde si mismo, es decir, desde el retiro y la contemplación. En estas células Bourgeois representa las diferentes formas del dolor: lo físico, lo emocional, y lo mental– intelectual.- Categorías en las que podría dividirse su obra en general.- Estas estructuras semiabiertas traen de vuelta miedos y heridas de la infancia, para ser exorcizadas, y al mismo tiempo para dejar entrar al espectador a su propio drama.

 

 

La idea fundamental en la obra de la artista, es que todas las sensaciones, ideas, y emociones al ser simbolizadas y diseccionadas deberán perder el poder sobre el que las padece. Una idea que va muy de acuerdo al psicoanálisis y  a la noción de Bourgeois de que el arte es sanidad; “Las conexiones que hago en mi trabajo son cosas que no puedo enfrentar. Realmente son conexiones inconscientes

 

 

 

 

 

El artista tiene el privilegio de estar en contacto con su inconsciente, y es realmente un regalo, es la definición de sanidad, la  definición de realización personal.”

 

Fears, 1992, es una de estas esculturas en las que Louise Bourgeois trata de exorcizar una emoción, al mismo tiempo habla a la perfección de ella. El miedo nos detiene, nos hace mover lentamente y lo arrastramos por cualquier camino que tomemos, el que sea. Liberarse de el es la única posibilidad para vivir libremente y en plenitud. “ Mis recuerdos me ayudan a vivir el presente, y los necesito para sobrevivir. Soy la prisionera de mis emociones. Tienes que decir tu historia, y tienes que olvidar tu historia. Olvidar y perdonar. Eso te liberará.” “ Yo hago escultura, para hablar de lo que es inexplicable. Lo inexplicable no me es un problema, al contrario, es la razón que me impulsa a trabajar sobre un tema. La motivación es destruir lo inexplicable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s