Katya Brailovsky

Katya Brailovsky

1965, México DF

 

 

La fotografía de Katya Brailovsky se inserta en la propuesta estética de finales de los 90, en dónde los artistas de la escena internacional, recuperan el principio documental e inmediato de la fotografía tradicional.

 

Brailovsky recupera en su trabajo un mundo interior lleno de referencias conocidas, cotidianas. A la manera de Uta Barth retrata momentos bajo un encuadre extraño, fuera de foco o poco iluminado. Es esta falta de claridad la que hace al espectador escudriñar el momento en busca de algo más, llevándonos al ámbito de lo privado.

 

Las imágenes de Katya Brailovsky nos sitúan en una atmósfera onírica en donde encontramos fragmentos de la vida de alguien más, muchas veces de la misma artista, por lo que uno como espectador tiende a tejer una historia en la que la artista se vuelve un personaje que nos muestra algún pasaje de la memoria.

 

En Autorretrato con foquitos rojos, 1999. Brailovsky está rodeada de oscuridad, no sabemos que la rodea, aunque sabemos que es ella, por el título, quedamos completamente desorientados, atrapados por un estado transitorio, que justamente nos remite a lo que es la fotografía, un no lugar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s