Abraham Cruzvillegas

Abraham Cruzvillegas

1968, Distrito Federal,  México

Abraham Cruzvillegas vive y trabaja en la ciudad de México, forma parte del grupo de artistas que reunidos bajo el techo de la Galería Kurimanzutto, se han abierto paso hacia los mercados extranjeros, utilizando estrategias del arte conceptual  abriendo su obra en un plano de contenidos e ideas.

 El trabajo de Abraham Cruzvillegas se ha distinguido por la reflexión que realiza a cerca de los objetos simples y cotidianos como portadores de un valor icónico, es decir, cada objeto nos remite a una idea, memoria o significado, porque la convivencia que hemos tenido con el, la dota de un significado y solo lo haremos concientes cuando este objeto se recontextualizado en un ámbito diferente.

 La yuxtaposición de objetos de distintas naturalezas, como un paraguas y las plumas de diferentes aves, significan en la obra del artista una posibilidad de dotar al arte de nuevos significados y de nuevas formas, sin que necesariamente prive un discurso que las rija, sino mejor aún bajo el concepto de que los objetos  deben ser liberados de un significado rígido, permitiendo un cambio continuo en la realidad.

 Cruzvillegas desarrolla sobre todo ensamblajes y esculturas, su trabajo esta completamente vinculado a los objetos y a la cotidiano, pero también a la casualidad y al juego. Su trabajo, en el que la mayor parte de los objetos han sido encontrados, esta lleno de alusiones a la realidad urbana, a la cultura popular y al juego de la imaginación en la búsqueda de sentido.

 En 2003 Cruzvillegas ha desarrollado una serie de ensamblajes e instalaciones que cumplen con dos cualidades; objetos inertes o producidos por el hombre en industria, en yuxtaposición a materia viva que sufre un cambio o deterioro de manera natural, plumas, huesos y hojas. Si bien estos objetos son compuestos casi al azar, el artista los agrupa bajo el nombre de las cantinas más conocidas de la ciudad de México, como para despistar a su espectador, o tal vez para darle una dirección hacia la búsqueda del sentido que debe dar a la pieza, como quiera que sea, La Polar, Las Guerras Floridas, La curva y La monumental pueden ser una simple invitación a la tradición de la Cantina mexicana.

2003

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s