Thomas Struth

Thomas Struth

1954, Geldern, Alemania

 Thomas Struth es uno de los artistas alemanes mejor conocidos en el circuito del arte contemporáneo. Thomas Ruff, Candida Höffer y por supuesto Andreas Gursky pertenecen a la generación de Fotógrafos formados por Hilla  y Bernard Becher, en la academia de Dusseldorf, Alemania.

 La influencia de los Becher en cuanto a los estrictos procedimientos visuales de  documentación de imagen, es claramente visible en las primeras series de fotografías, en donde podemos ver imágenes en blanco y negro de calles y edificios en distintas ciudades del mundo, con una visión alejada y científica a manera de documentación.  Este tipo de trabajo hace evidente la búsqueda de “objetividad y claridad” en la fotografía de los 80 en Alemania, como contraparte a la exacerbada pintura subjetiva y neoexpresionista de la posguerra con artistas, también maestros de Struth, como Gerard Richter y Sigmar Polke.

 Las fotografías de Struth, a menudo parecen un recuento impersonal de estructuras construidas por el hombre y / o un estudio fotográfico en el que factores como ángulos y luz resultan mucho más importante que el sujeto de la fotografía. Pero hay una búsqueda mucho más profunda en la imagen; hacer visible la similitud entre dos ciudades que pertenecen a culturas que consideramos diametralmente distintas entre sí y evidenciar así la predominancia de un sistema de vida por encima de la cultura propia como parte de una respuesta a factores económicos y políticos de la globalización. 

 Un ejemplo de esta fotografía es Jiangxi Zhong Lu, Shanghai, 1996. Que retrata una en un ciudad que puede ser en cualquier lugar del mundo, excepto porque no alcanzamos a entender que es lo que dicen los letreros de los negocios que aparecen, y podemos sospechar que se trata de Asia.

     Struth, al igual que algunos otros artistas contemporáneos creen en esa cualidad intrínseca que tiene el arte de comunicar una idea, o de llevar al sujeto a la reflexión, el tema de Struth es el de la vida contemporánea; las ciudades, las familias, lo que queda de naturaleza. Sin un enunciado específico que dirija nuestra experiencia como espectadores, Struth nos da la libertad de tomar su obra como un simple recuento o como una invitación a reflexionar sobre nuestro tiempo.

 Paradise 2, (Pilgrim Sands), Daintree, Australia, 1999. Al igual que toda la serie de paraísos tomados por los cinco continentes, es una invitación a la conservación de lugares cada vez más escasos en el mundo como estos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s